martes, 10 de junio de 2008

Jefe o Lider

¡Alerta al navegante!,.. fue la última frase que se escuchó al otro lado de la linea telefónica, seguido de un fuerte golpe, simbolo de un telefonazo sobre el propio aparato, digno de un jefe de cualquier aparato represor y policial sudamericano. A continuación, el típico piii, piii, piii ... ... de desconexión, que da a entender que ya no hay nadie berreandote al otro lado del teléfono.
Ni era el farero "cap de pera", como diría Serrat, ni el responsable de salvamento maritmo quien así se había despedido después de una advertencia, o tal vez de alguna amenaza.
No, así terminaba la conversación de un mando intermedio de un banco después de haberle echado el típico "rapapolvo" a uno de sus directores de sucursal.

En todas las empresas, en los bancos también, el organigrama es muy sencillo de enternder. A saber, la dirección con su equipo, (cúspide de la empresa, los que carburan, los gurús de las ideas), el estatus intermedio , controladores o mandos que han de hacer que se cumpla el plan trazado por la dirección, solamente, y los ejecutores de aquel plan, que trazado tan sólo por la dirección llega a la clientela, al negocio, osea, los trabajadores.
Concretamente en un banco, que además de dirigir el negocio hacia los clientes, (economias domesticas y empresariales), complicado ya de por sí por la enorme competencia habida, existe el posible agravante, o no, del clima politico, economico y laboral, que puede reinar en un momento dado en la sociedad.
Mientras esto último funcione mas o menos bien, se hace negocio, no se deja de ganar mas o menos dinero, la dirección con su equipo demuestra a los propietarios de la entidad, o a los politicos de turno, bien sea un banco o una caja de ahorros, que han estado acertados con su proyecto y por lo cual llueven bendicciones siempre de arriba hacia abajo. Normal.
El problema viene cuando existe un extallido socio-economico como el que reina actualmente. Existen objetivos, presupuestos, etc.., eso siempre, y que se redactan para cumplirlos o acercarse a ello. En tiempos de "vacas gordas" se hacen y ya está. Fácil. Viajan a Brasil los trabajadores (ejecutores) mas destacados, mandos intermedios tambien lo hacen, e incluso beben su caipiriña juntos pero sin revolverse con los primeros, porque algún miembro del equipo directivo tambien viaja, y es preferible acercarse a la superioridad que a la inferioridad.
Hoy en un banco es muy cuestionable la labor del estamento intermedio. Ante un "pienso y creo" (equipo directivo), "controlo y ladro" (mandos intermedios) y ejecuto (trabajadores, tecnicos y comerciales), los bancos que es lo que me importa, de berian de "Pensar y ejecutar". Osea, parir y vender. A buen entendedor pocas palabras. ¿Quien sobraria?. Evidente, el que no vende. En un momento como este y mucho menos en otro peor, sobran el aparato represor y policial.
En una entidad de ahorro, en estos tiempos, el trabajador-profesional, lo que menos necesita es represión, persecución y mucho menos malos "modos". Una Entidad de ahorro, sólo necesita un buen producto o cartera de productos, los tenemos, y venderlos. El control incluso entre los propios trabajadores podrian ellos mismos autoayudarse, autocontrolarse, y sin aparato represor dar mejores resultados, seguro.
Con esta opinión sabemos quien sobraria, el que vive de vigilar, de mirar y de reprimir. En definitiva el mediocre, el que no sirve para mantener una cartera de clientes. Alguno podria ser recuperable. Todos no. Mas bien, casi ninguno.
A lo mejor va y esta idea es designada la "idea del semestre".

Si dime, quien es? , la compañera anuncia al director de la sucursal que el "Jefe" quiere hablar con él.
Director -Tengo una clienta, pero pásamelo!-
- D.: Hola! que tal? ¿como estás?
- Jefe.: Tu dirás,.. ¿que haces que te encuentro en la oficina, y no estás con tu moto buscando clientes nuevos?
- D.: Je, je, ...
- J.: Je, je , .. nada ! Lo llevas muy mal, ..
- J.: tu oficina es un autentico desastre !!
- D.: está mejorando, va a mas.
- J.: A mas? Llevas una la misma tarifa plana que hace un mes!!
- D.: Bueno no, creo que...
- J.: Nada, nada.. tienes unos objetivos de mierda, y eso.. eso no me vengas con que tienes a la Subdirectora de baja mas de dos meses. Eso ya no me vale. !!
- J.: Tu oficina es la que menos actividad comercial tiene de toda la Unidad de negocio.. !!
- D.: Pero sabes que plantilla tengo?? (actual.. 1 comercial caja y 1 E.T.T.)
- J.: No me importa, eres tú el que ha de hacer todo el objetivo..!!
- D.: silencio ...
- J.: así no me sirves para mi Unidad de Negocio !!
- J.: Tienes una mierda de objetivo. No has hecho mas que un seguro del hogar, ni seguros pymes...
- D.: Pero hombre he hecho....
- J.: No me digas lo que has hecho, ya lo sé yo,... tocarte los cojones !!
- D.: Mira tengo una clienta, espera que termine de atenderla..
- D.: Sra. cuanto era lo que queria ingresar???...
- Clienta: 520 euros
- D.: Ya está, tenga el justificante.. Gracias.
- D.: Ya estoy !
- J.: Pues lo que te decia,.. así vas mal, muy mal. No has hecho ninguna hipoteca.
- D.: Las que han entrado eran para no conceder.
- J.: Pues vas y buscas las buenas.
- D.: Pero si lo que estoy buscando es pasivo, recursos, es lo que me dijiste.
- J.: Sí, sólo creces 636.000 eu en lo que va de año.
- D.: Bueno de 11 oficinas de la zona, la mia es la segunda de tres que mas crece, las otras pierden pasivo respecto a 31 Diciembre 07.
- J.: ¿Y eso que? Tienes que conseguir 3,75 MM de euros.
- D.: Estoy haciendo muchas visitas, muchas gestiones, no me estoy tocando los cojones.
- J.: A mi no me digas lo que haces, a mi lo único que me vale son los resultados. Los números cantan, y los resultados son los que son. Malos !!, muy malos !! Aplicate el cuento !!
- D.: Bueno , lo cambiaremos. Le daré la vuelta.
- J.: ¡¡ Mas te vale !!
- J.: ¡¡ Oido al navegante !!

A continuación sólo se sabe lo que pasa en el despacho del director. Es como una tormenta. Se desarrolla así:

Todo empieza con un fuerte nudo en la garganta, un dolor punzante en la boca del estomago, la mirada se difumina, los cristales de las gafas se empañan. Una fuerte descarga de golpeteos atizan el pecho. Uno piensa que no es un infarto, dicen que da dolor de brazo izquierdo, y éste no aparece, pensar en eso da un respiro. La silla se echa hacia atrás, se divisa la mesa y sus papeles desde un prisma poco habitual. Sientes nauseas, ganas de vomitar. Notas pasar los coagulos de tu sangre hacia el cerebro. Intentas saludarlos, decirles que paren. No lo hacen. Sube la presión. Llamas a una de tus dos compañeras. Te pregunta, ¿Que te pasa?. Nunca te ha visto así. Destrozado de los nervios. Explotando desde dentro, desde fuera. El martilleo del corazón va a mas. Entra la otra compañera, viene con tila. Prefiero el trankimazin. Lo tomo. No, no me pasa. Llamad a mi mujer. Un médico. ¿que me pasa?. Mis hijos pasan imaginariamente por la calle..los veo por la ventana. Pero no son, no llevo las gafas. Los he confundido con otros jovenes.
Mi padre, mi madre. ¿Donde estan? Una voz interna dice que ya hace años que han muerto. Mis hijos no. Mi esposa que venga. El dolor, las nauseas son cada vez mas fuertes. Los objetivos son una mierda. Yo soy una mierda. Me siento una mierda. Me acaban hacer sentir una mierda.
Como una mierda cojó la cartera, me aseguro que está la tarjeta de "adeslas", regalo de la empresa ves tu a saber a que precio.
Salgo corriendo a la calle. Un coche para me abren la puerta, subo. Creo que la que conduce es mi esposa. Cierro los ojos. Siento dolor, no hay sangre. Es peor. Pienso, esta guerra dura treinta y cinco años. He recibido varios balazos. Dos heridas graves. ¿Será esta la de muerte? Hoy me han dado pero con una bomba de "racimo". De las prohibidas por la ONU. Pero nadie hace caso. Las usan. Es la guerra.
Se asutan en "urgencias". Una camilla soporta mi herido cuerpo. La mirada clavada en unas luces de oficina bancaria. Creo que ya he explicado lo que me pasa. O no.
Cables por mi alrededor, un aparato que suena a datáfono de los que he de vender en los comercios. ¿Que hacen?. Un electrocardiograma. Tres medicos escuchan mi corazón. Llaman a otro. Me dicen varias veces que no me preocupe. Si no tengo solución, ¿para que? y si la tengo, ¿para que?. ¿Estoy ya pasota? No, es el chute a la vena que me han dado al entrar. Parece que no entieneden los latidos de mi corazón. No puedo hablar, sino les diria que no se esfuercen, que soy anarquista.
Me sacan sangre, un buen tajo. He de esperar media hora, dicen.
Me duermo. Despierto con una medica cubana quitandome la corbata. Conflicto de pensamientos.
Me hace levantar, me ayuda. Unas radiografias, tres o cuatro. De vuelta a la camilla. Pensar en lo ocurrido, bombea el corazón nuevamente, nauseas. Aprieto el brazo de la medica, me ayuda a acostar. Un grito suave, y viene un medico. Por un artilugio clavado en una vena de la mano, una "via" dicen , meten liquido. Duermo, o no. Quien lo sabe.
Abro un ojo, una bata blanca habla y habla y sólo le entiendo que:
- Nos han parecido una serie de anginas de pecho, pero estamos seguros, no corre peligro. Hemos trabajado cuatro horas con usted.
Pero vale, puede marcharse a casa y mañana a las 10 h. lo ha de ver el cardiologo. Tiene mucho interes en su corazón.
Un médico amable y simpatico me dice:
- No vea el futbol, eh?
- No se emocione ?
Pregunto yo:
- Por España ?
- vale, no se preocupe. Adiós.

Dedicatoria.
Septimo mandamiento:

"El Jefe crea presión. El lider esparce confianza y apoyo."

Andreu

2 comentarios:

Jenni dijo...

Crec que aquest és l'article més "prosístic" que has escrit i per aixó m'agrada molt més que els anterios.
Ala un besset!!

Anónimo dijo...

hay una técnica que hace que uno/a se pueda evadir de indeseables (cosas o/e individuos) ...... ejemplo: llama el jefe "DESCUELGO" y dice: oye que bablablablabla... RESPUESTA:............Ahhh!! siiiiiii pero sabes queeeé?..Supercalifragilísticoespialidoso aunque suene extravagante,raro y
espantoso. Si se dice con soltura sonará armonioso, supercalifragilisticoespialidoso.
"Cuelgo el teléfono"

BONA NITTTTTTTT




<< dicen que dicen que anuncian que existe... un peculiar vegetal que hace que te rías de la bruja avería, como la cebolla hace llorar >>